Artículo: Jardines con piedras: ideas para decorar con ellas

/blog/Tendencias
2019-02-14

En exteriores los materiales orgánicos que provienen directamente de la naturaleza, son maravillosas adiciones que funcionan tanto dentro de un contexto meramente estético o cumpliendo una función práctica, como puede ser usarlos como revestimiento o material de construcción.

Los jardines con piedras, especialmente bien utilizadas, se presentan más completos, ya que en los paisajes naturales como bosques, por ejemplo, las rocas siempre van de la mano con la vegetación. Las piedras en sí mismas tienen una belleza intrínseca, derivada de sus formas, colores, textura y matices. Resultan en su estilo tan decorativas como las plantas y las flores y a diferencia de éstas, no requieren del más mínimo mantenimiento.

Existen muchísimas variedades, colores y tamaños y cada uno tiene su encanto. Se ven bien con o sin pasto, en jardines con exuberante vegetación o en rincones con un par de cáctus o suculentas. Cuando las combinamos con flores crean un contraste fabuloso, que capta todas las miradas y cuando las queremos usar como un singular elemento decorativo, funcionan tan bien como si de esculturas se tratara.

Los terrenos en pendientes muchas veces necesitan de piedras que mantengan la tierra en su lugar permitiendo que crezcan plantas y flores sin temor a que la erosión destruya las variedades más delicadas, es un material de construcción y revestimiento virtualmente indestructible, que se integra con el jardín como pocos logran hacerlo, rivalizando sólo con la madera, otro material orgánico.

Acompáñennos a conocer algunas formas de crear los más lindos jardines con piedras y a utilizar este magnífico material de la mejor manera.

Jardines sin pasto

 

Aunque para algunos es inconcebible pensar en un jardín sin pasto, es una tendencia que crece, ya que con el vertiginoso ritmo de vida que llevamos, no son muchos los que están dispuestos tener exteriores de alto mantenimiento. Si alguno se siente identificado entonces no busquen más. Los jardines sin pasto, cubiertos con piedras y con algunas plantas locales que necesiten poco riego y cuidados son la solución.

 

Jardines pequeños con piedras

 

Los jardines pequeños ganan mucho cuando se los divide en áreas, ya que un cuadradito de pasto no los hace visualmente demasiado interesantes. Destinar áreas del jardín, especialmente perimetrales para decorarlas con piedras de diferentes tamaños, agregará color y textura, logrando que el jardín se vea más intrincado y dándole una complejidad que la vegetación por sí sola no siempre puede brindarle.

Antejardines con piedras

 

Nuevamente la cuestión del mantenimiento tiene un papel importante y es que no son muchos los que están dispuestos a ocuparse activamente del antejardín, más si tiene acceso directo desde la calle. En este caso, las piedras pueden generar espacios espectaculares, de los que habrá que ocuparse poco y nada.

Decoración de jardines con piedras

 

Existen muchas formas de decorar los jardines con piedras. Desde utilizarlas para el revestimiento del piso o los muros, hasta distribuirlas de forma tal que parezca obra de la Madre Naturaleza, las piedras siempre serán un elemento que sume. Las piedra más grandes pueden usarse como asientos, podemos usarlas para crear un jardín zen en algún espacio de nuestra casa e incluso para darle a estanques y piscinas un aire más natural.

Tipos de piedras para jardín

 

Existen infinidad de variedades de piedras, aunque como siempre, recomendamos usar las locales, ya que resultan más baratas debido a que bajan los precios del transporte y porque se verán mejor en medio del paisaje, como si siempre hubieran estado allí. También podemos decantarnos por diferentes variedades de cuarzo, piedras de río que son las redondas y lisas debido al efecto del agua, piedras en laja para construcción y piedras planas para crear senderos o caminos dentro del jardín. Además podemos sumar toda la gama de grava y gravilla que hay en el mercado, en diferentes colores y grosores.

Fuente: homify.cl