Artículo: El año del repunte residencial

2019-01-10

Todo parece indicar que este año cerrará con una de las mejores cifras que haya visto el mercado inmobiliario local desde 2015. Pese a que no ha sido un año fácil para las empresas del sector, inmersas en un escenario de conflictos por permisos de edificación y planes reguladores, los reportes más recientes de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) señalan que la venta de propiedades nuevas en Santiago anotó un récord que no se veía desde hace tres años, con un aumento de 13,9% en comparación con el mismo período del año anterior, por la comercialización de 9.395 unidades, divididas en 7.515 departamentos y 1.880 casas. “Claramente hay un repunte”, dice el gerente de Estudios de la CChC, Javier Hurtado. Un comportamiento que el sector seguirá viendo a futuro, asegura, por varios factores, incluyendo una mayor “confianza y una mejora en la actividad de la construcción”. Además, “la creciente valorización que los inmuebles residenciales han tenido para la gente y un mayor crecimiento económico respecto a años anteriores”, han sido otros puntos clave, de acuerdo a Vicente Domínguez, director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI). Y frente a la incertidumbre de rentabilidad de otros instrumentos, esta alternativa aparece como “un refugio muy interesante”, añade el subgerente del Área de Propiedades Urbanas de Tattersall GDA, Víctor Ovalle.

Hurtado suma el hecho de que las tasas de interés promedio para los préstamos hipotecarios sigan siendo bajas como un factor que también ha influido positivamente en el comportamiento del mercado inmobiliario de este año. En esa línea, los datos del Banco Central indican que a noviembre el rango fue de 3,22%, con un stock de préstamos para vivienda de 9,5% en once meses. Alza de precios Respecto al valor de las viviendas, el informe de la CChC señala que el monto transado registró un alza de 11,4% en comparación con el tercer trimestre del año anterior. A nivel de precios, los departamentos incrementaron su valor en 5% y las casas lo hicieron en 3%. Para los departamentos, los tramos intermedios y superiores fueron los que ganaron más participación respecto del tercer trimestre de 2017, en detrimento de las unidades de menor valor (hasta 2.000 UF). Un escenario que responde a factores como el encarecimiento del suelo, que también ha empujado a los consumidores a optar por viviendas más accesibles, aunque más chicas, indica Hurtado. Si a inicios de 2010, la superficie media de los departamentos vendidos en la capital era de 71,5 metros cuadrados (m2), al cierre del tercer trimestre de este año, más de la mitad tenía una superficie menor a 50 m2.

“Es lo que busca la gente no sólo en Santiago, sino que en todas las grandes ciudades”, sostiene. Y así se mantendrá, asegura, “porque ofrecen algo que también es muy demandado actualmente: cercanía y movilidad”. Conflictos Desde la CChC estiman cerrar el año con una cifra de crecimiento total del 7,6% de venta de viviendas en general. Serán departamentos, en su mayoría, dice el gerente de Estudios. Y aún cuando no hay duda de que en 2019 el crecimiento también será “interesante”, a juicio de Hurtado, sí hay gran expectación respecto a los 237 proyectos sometidos a revisión de la Contraloría General de la República (CGR) y también por la reciente decisión de la institución que ordenó a Estación Central invalidar los permisos de edificación de cerca de 50 proyectos, algunos ya habitados, en medio de un conflicto donde la ciudadanía ha tomado parte, para discutir sobre planes reguladores comunales, densificación en altura y argumentos ambientales, entre otros factores. Al respecto, Iván Muñoz, CEO fundador de Urbano Proyectos, sostiene que si bien la ley medioambiental faculta a las comunidades a formar parte de la discusión sobre el impacto que puede provocar el desarrollo de los proyectos inmobiliarios, “esta no ha sido una herramienta muy efectiva, ya que comienza cuando el proyecto está muy avanzado”. Algo que “genera mayor incertidumbre y afecta negativamente al mercado, ya que los cambios que la comunidad pida pueden terminar haciendo que el proyecto sea inviable”. Por eso sugiere hacer más énfasis en planificación urbana, incluyendo a la comunidad, pero no “a última hora”. Este tema, a juicio de Hurtado, podría ser “el gran desafío” que enfrentará el sector el próximo año.

Fuente: df.cl