Artículo: Región del Biobío recaudaría $40 mil millones por Ley de Espacios Públicos

/blog/Noticias
2017-12-21

Cifra representa la mitad del Fndr de este año. El balance 2017 es positivo y las proyecciones del 2018 son de crecer un 0,3% sin considerar el proyecto Mapa.

En términos generales, el balance 2017 y las proyecciones del mercado para 2018 realizado por Manuel Durán, arquitecto y presidente de la Cámara Chilena de la Construcción sede Concepción, junto a otros actores, son positivas.

Lo relevante es el monto que recaudarán los municipios de la Región Bío Bío por concepto de la aplicación de la nueva Ley de Aporte a Espacios Públicos.

“Son cerca de $ 40 mil millones anuales los que se recaudarían por concepto de la Ley de Aportes al Espacio Público en la Región del Bío Bío. Si hacemos una relación, el Fondo Nacional de Desarrollo Regional, Fndr, son $ 100 mil millones pero $70 u $80  se van a obras. Aquí hablamos de recursos significativos sólo por la Ley de Aportes a los Espacios Públicos”, destacó Durán.

En cuanto al aumento en el precio de viviendas, el presidente del gremio de la construcción detalló que “no es sólo la Reforma Tributaria la que impactará el precio, sino que además lo harán el recién aprobado Plan de Descontaminación Ambiental, la Ley de Accesibilidad Universal y principalmente la Ley de Aportes al Espacio Público, los que en total posiblemente a mediados del próximo año genere un incremento en el precio de los departamentos, cercano al 6%. Antes una casita que valía 600 UF, con estos cambios podría llegar a las 1.200 UF, esa es más menos la relación”, enfatizó.

En línea con las proyecciones para el próximo año, el presidente de la Cámara señaló: “el indicador que manda siempre es la velocidad de venta o los meses para agotar oferta, que es la velocidad entre la oferta y la venta, donde se muestra que después de 2015, los meses para agotar oferta llega a casi los 20 meses, lo que está considerado en el límite de lo que todavía es bueno”.

Esta tendencia se explica en parte por la amplia oferta de los departamentos.

“En cambio, en las casas, baja la oferta y las velocidades de venta también son mucho más lentas respecto de los departamentos, lo que se explica gracias a los denominados inversionistas hormiga que debieran representar entre un 22% y 25% de la demanda potencial según nuestros estudios de percepción”, resaltó el arquitecto.

Otro aspecto a considerar en el análisis son “los inversionistas hormiga, personas jóvenes solteras o con algún tipo de convivencia cuyos rangos de ingresos son hasta los $ 2 millones que buscan cuáles son los sectores con mayor rentabilidad anual bruta UF más, que a saber son el Cerro Caracol, Concepción Centro, Brisas del Sol y los Huertos Familiares, hablamos de una rentabilidad neta anual de 6,1% + UF en el mejor de los casos”, indicó el líder del gremio constructor local.

Proyecciones para el 2018

Acerca de las proyecciones 2018, Durán adelantó que “el próximo año habrá un crecimiento de 0,3% de la demanda,  desde este punto de vista de las perspectivas son bastante favorables para el mercado regional impulsados un poco por los subsidios de integración social que se van a ejecutar en la Región y que se están construyendo, entonces eso ha dado bastante agilidad”.

Por otra parte, está el hecho de que “de alguna manera en estos años se ha privilegiado la vivienda por sobre la infraestructura, donde la desindustrialización queda en evidencia. Ahora, si el proyecto Mapa se llega efectivamente a ejecutar el próximo año con US$ 2 mil millones de inversión, habría que modificar los datos exhibidos anteriormente”, planteó el presidente de la CChC local.

En resumen, “se espera un comportamiento estable similar al presente año pero principalmente influenciado por la vivienda y evidenciando un proceso de desindustrialización y baja inversión en infraestructura productiva pública y privada”, dijo Durán.

Otros actores del mercado

Para Sergio Jara, gerente general de empresas Valmar resaltó que “para empresas Valmar fue un mejor año que el 2016, ya que pudimos comprometer más viviendas que el año pasado, en torno a un 15%, a pesar del aumento de las restricciones para acceder al crédito por parte de la banca, ya que para nuestros clientes fue muy complejo conseguir un 90% de financiamiento, ya que la gran mayoría de la banca financió sólo el 80%, a pesar de esta situación tuvimos un bajo nivel de desistimientos y esto se debe a que nuestra empresa realiza una acuciosa revisión de los antecedentes comerciales del cliente antes de proceder a promesar la venta”.

Jara señaló además que “necesitamos una Cámara Chilena de la Construcción que sea capaz de plantear con fuerza y claridad los problemas que traban la inversión en el sector inmobiliario” y respecto a las proyecciones del 2018, todavía existe incertidumbre para proyectar ya que no está claro cuál va a ser el escenario político económico al cual se va enfrentar el país”.

En tanto, Francisco Aros, gerente comercial de Inmobiliaria Aitue, expresó que “fue un año que partió con un ritmo de ventas muy debilitado, pero que repuntó de manera evidente a contar del segundo semestre. En la segunda mitad del año hemos visto una flexibilización en las políticas de aprobación de los bancos, en que volvimos a ver bancos que financian un 90% de la propiedad, que se sumaron a las facilidades que las inmobiliarias habíamos desarrollado previamente y una sensación de mayor dinamismo en la economía”.

Respecto de sus proyecciones, Aros dijo que “creemos que el próximo año seguirá marcando una recuperación del sector. Estamos aún con bases comparativas bajas, pero proyectamos que se consolidará el buen ritmo de ventas que hemos visto en la segunda mitad del año, que será estimulado por el ingreso de nueva oferta y las condiciones crediticias más favorables, que de acuerdo a los analistas debieran mantenerse”.

Fuente: diarioconcepcion.cl