Artículo: Claves para decorar ambientes de estilo minimalista

/blog/Inspiracion
2018-04-12

Una de las tendencias decorativas que continúa estando de plena actualidad a pesar de los años (con alguna pequeña variación) es el estilo minimalista, que se enfrenta a los ambientes clásicos, recargados y llenos de color.
Esta corriente que tantos y tantos interiores ha protagonizado (y continúa protagonizando) se basa en unas pautas muy claras y sencillas de distinguir. Hoy las revisamos una por una para que lo tengas más fácil si lo que quieres es decorar tu casa al estilo minimalista.

Menos es más: decorar ambientes de diseño

Esta era la premisa fundamental del minimalismo. Un lema gritado hasta la saciedad por los amantes de esta tendencia decorativa que se caracteriza por la sencillez en todos los aspectos, por la limpieza de formas, mobiliario y ambientes en los que el espacio se dejaba vacío antes que recargado.

Como lo importante de la decoración minimalista eran los elementos constructivos y estructuras, se utilizaba estos en el interiorismo, dando mayor preeminencia a los materiales de suelos, a los acabados de las paredes y demás superficies. Eso sí, siempre con acabados lisos, colores neutros y materiales esenciales. El objetivo es la búsqueda constante de la armonía.

La simplicidad al poder

    

De entre los elementos que definen la decoración minimalista, además del ya mencionado y consabido lema de “menos es más”, hay otras pautas que puedes ir incorporando a tus espacios, como la preeminencia de las líneas rectas y la sencillez que todo lo domina. Elige muebles muy simples y rectos, que prescindan casi por completo de los adornos y sin ninguna floritura.

La decoración minimalista pretende siempre que resalte la belleza de los materiales empleados, por encima de los accesorios o los complementos que, realmente, brillan por su ausencia. Más que ricos muebles o piezas ornamentales, se apuesta por la apariencia de un pavimento o por el acabado de una pared.

Estas pautas decorativas se extienden a todos los ambientes de la casa. No se limitan a salones o cocinas, sino que también llegan hasta el cuarto de baño, donde el minimalismo es realmente, una tendencia en auge. Y no es raro, ya que queda de maravilla. Consigue una sensación de orden difícil de igualar (algo que es de agradecer en toda la casa, pero especialmente en el baño y la cocina).

      

Pero, ¿cómo conseguir un baño minimalista? Apostando por colores como el gris, el blanco y el negro. Las claves son los materiales lisos y el mobiliario recto y sencillo en un acabado de alto brillo, si te gusta, para poner una nota especial.

Fuente: decoracion2.com