Artículo: Dime cómo es tu comedor y te diré qué mesa elegir

/blog/Asesoria
2018-01-25

No existen fórmulas mágicas para acertar a la hora de elegir la mesa del comedor, pero sí unas pautas que te ayudarán a dar con la perfecta para ti... y para tu comedor.

 

1 Comedor en blanco con mesa redonda

Una tertulia informal

Las mesas redondas son las más cómodas para disfrutar de una tertulia distendida, ya que los comensales se encuentran más cerca y pueden hablar con más facilidad. Mesa y sillas de Cráquel.

 

2 Comedor pequeño con librerías y mesa cuadrada

Cuadrada, para pocos metros

Una mesa cuadrada es perfecta para el día a día de una pareja con hijos. Para que sea cómoda, lo ideal es que mida al menos 150 x 150 cm. Mesa y sillas, de Me & You.

 

3 Comedor con mesa rectangular y alacena

Rectangular, muy versátil

Ideal en salones amplios, es muy cómoda para familias de 4 o más. Mesa y alacena de Brocante Rocamora.

 

4 Comedor clásico con mesa ovalada

Ovalada, más ligera

 A medio camino entre la redonda y la rectangular, sus bordes redondeados suavizan su aspecto. Son perfectas para comedores estrechos. Esta es de Le Grenier.

 

5 Comedor pequeño en blanco de casa de montaña

Con un banco muy versátil

¿Quieres ganar más plazas de asiento sin tocar la mesa? Un banco es la mejor solución, ya que optimiza mejor el espacio. Mesa y banco, de Arte de la Mesa.

 

6 Comedor pequeño con mesa cuadrada arrimada a la pared

Arrimada a la pared

Es la mejor solución para el día a día en comedores pequeños. Y cuando necesites ganar más plazas, basta con separarla de la pared para habilitar los dos extremos. Mesa de India & Pacific y sillas, en Mercantic.

 

7 Comedor comunicado con la cocina con puerta acristalada

Para comedores alargados

Una mesa rectangular es la opción más cómoda y la que mejor aprovecha los metros en espacios estrechos y alargados, como este. Mesa y sillas de Renova.

 

8 Comedor abierto al salón con grandes ventanales a la terraza y mesa redonda

A juego con el espacio

Este espectacular comedor de forma circular y con vistas al mar agradece una mesa en sintonía, en tamaño y en forma. Mesa, diseño de Grup Escrivà Interiors.

 

9 Comedor rústico con techo de madera

Para recibir

Si te gusta recibir en casa pero tu comedor no es excesivamente grande, una mesa rectangular es tu mejor opción. Y, si quieres ganar asientos extras, siempre puedes elegirla además extensible. Esta, en Belssia.

 

10 Comedor con gran ventanal y mesa con sillas y banco

Un comedor muy capaz

 Y todo gracias al banco a medida en "L", que saca partido al rincón y al espacio debajo de la ventana, rentabilizando al máximo el espacio del comedor. Mesa y butacas, de Isabel Ros.

 

Si el sofá es la estrella del salón, la mesa lo es del comedor. Comemos, hacemos tertulia, arreglamos el mundo durante interminables sobremesas con amigos o familiares e incluso trabajamos o los peques garabatean sus primeras obras de arte. Lo mires por donde lo mires, la mesa del comedor es una pieza básica en la vida familiar. Y también de la social. Pero su función práctica no debe eclipsar su valor decorativo. Si va a ser la estrella del comedor, ¡debe brillar con luz propia!

 

Dime cómo es tu comedor...

Y te diré cómo debería la mesa. Y es que lo más importante para lograr un comedor armónico y con un paso cómodo es que la forma de la mesa reproduzca la del espacio que ocupa. Es decir, si la planta del comedor es cuadrada lo ideal es elegir una mesa con esta forma o redonda. Por el contrario, si es rectangular, la mesa se recomienda que sea sea alargada, ya sea con las esquinas en ángulos rectos u ovalada.

 

Comedor clásico con mesa ovalada

Pero, además de la forma del comedor, es importante valorar el espacio en sí, es decir, los metros.

- Para espacios mini. Las mesas cuadradas o rectangulares son la mejor opción en comedores pequeños, ya que puedes arrimar la mesa a la pared y ganar un espacio más despejado. Son muy útiles también las extensibles, ya que permiten ganar asientos extras cuando se necesita. Aunque son más caras, merece la pena invertir si sueles recibir en casa, porque flexibilizan el espacio.

- En comedores amplios. Si los metros no son un problema, todo vale. Desde grandes diseños cuadrados hasta mesas redondas, rectangulares u ovaladas. Aunque lo más habitual es apostar por una pieza rectangular, las redondas han recuperado el terreno perdido y vuelven a estar de moda. Sus líneas sin aristas –característica que comparten con las ovaladas– las hacen más ligeras visualmente. Y las que cuentan con un solo pie central son, además, mucho más cómodas para los comensales, que no deben ir evitando las patas al sentarse a la mesa. Otra ventaja es que al estar sentados más cerca unos de otros, permiten acoger a más comensales y favorecen las relaciones.

 

Cuestión de centímetros

Para que el comedor sea cómodo, la clave es respetar las medidas. Tanto las de la mesa en relación a su entorno como la de los comensales en la mesa. Tenlas en mente antes de elegir un diseño u otro de mesa.

 

Comedor con mesa rectangular y alacena

- Un paso fluido. Lo ideal es que entre la mesa y la pared o el mueble más cercano haya un espacio de al menos 90 cm libres para poder moverse sin sentirse encorsetado.

- Sentados a la mesa. En general, cada comensal suele necesitar unos 60 cm de ancho –unos 10 cm más si las sillas tienen brazos– y unos 40 de fondo para estar cómodo. Con estas medidas claras, es fácil calcular cuánto debería medir la mesa de tu comedor, en función de los que seáis a diario y del espacio del que dispones. Basta con multiplicar estas medidas (60 y 40 cm, respectivamente) por el número de personas que quieras sentar a tu mesa.

 

Cada comensal necesita 60 cm de ancho y 40 de fondo para estar cómodo

Para poner un ejemplo, el tamaño ideal de una mesa rectangular para cuatro personas sería de 120 x 80 cm. En las mesas redondas las distancias se reducen un poco: una de 120 cm de diámetro puede albergar entre 4 o 6 personas y entre 6 y 8 si mide 150 cm.

Fuente: elmueble.com