Artículo: Conoce los 10 tipos de cubierta que existen para tu cocina

2019-08-22

Igual te parece exagerado, pero la verdad es que encontrarás tantos tipos de cubiertas como de cocinas. Si estás considerando renovar la tuya, o buscas un cambio de imagen sin grandes obras, seguramente estarás cansado de pensar qué cubierta elegir. La durabilidad es importante, igual que su fácil mantención. Pero también es fundamental que nos guste y se ajuste a nuestra forma de cocinar y entender la cocina. Estos son algunos de los pros y contras de los principales tipos de cubierta que puedes encontrar en el mercado. ¡El debate está servido! ¿Te quedas a cenar?

1. Las más contemporáneas: de vidrio

Los últimos avances tecnológicos permitieron revestir con vidrio las cubiertas de la cocina, dándoles un 'look' muy fresco, original y contemporáneo. Su base sin poros permite que se limpien fácilmente. Además, proyectan la luz natural gracias a su acabado brillante. ¿Pero se rompen fácilmente? No, fácilmente no, pero ten en cuenta que debes tener cuidado con los golpes fuertes (al fin y al cabo, es vidrio). No es un material costoso, por lo que quizá te animes a utilizarlo en otros lugares de la cocina, como el salpicadero. La imagen de arriba es un fiel ejemplo de cómo lucirá tu cocina si te decantas por el vidrio como material para la cubierta.

2. ¿Perfecto en casi todo? Neolith o gres

Se trata de un material altamente resistente a las manchas, la humedad, el calor, los arañazos y a todo el movimiento de una cocina con vida. Además, su porosidad es casi del 0%, por lo cual, aunque se derramen mil líquidos, se mantendrá como el primer día. La puedes encontrar en acabado satinado, sedoso, pulido, envejecido o incluso replicando materiales clásicos como mármol, madera o piedra natural. No es un material barato, esa es la realidad, pero piensa que demorará hartos años hasta malograrse y necesitar una nueva remodelación.

3. Si no quieres escombros: microcemento

Otro de los materiales tendencia que no deja de sorprendernos. Tanto si construyes una cocina desde cero, como si lo que buscas es un cambio,apuesta por el ultrarresistente y duradero microcemento. Este material se puede aplicar en pisos, muros, cubiertas de cocina… en resumen, en casi cualquier superficie que quieras revestir con este eterno material de aspecto industrial. ¿Algún inconveniente? Quizá el único sea el precio. Pero ten en cuenta que si lo instalas sobre el antiguo alicatado, te ahorrarás la mano de obra al tratarse de una remodelación sencilla ¡Y los escombros no existen! ¿Te compensa?

4. La belleza del mármol

Las cubiertas de mármol no son económicas, pero como el buen vino, con los años, reconocerás su valor. Posiblemente sea la piedra que mejor resiste el calor, y eso las convierte en ideales para las cocinas con un diseño más señorial o clásico. Entre sus ventajas, más allá de su gran dureza, está su enorme variedad de colores, estilos o acabados. Igual piensas que, por emplear este material en tu cocina, tu hogar lucirá antiguo o de otra época, pero si observas la fotografía, comprobarás que ¡nada que ver! El mármol combina a la perfección con el acero o la madera, creando cocinas sencillamente espectaculares.

 5. Las más top son de madera

Sólo tienes que entrar Instagram o Pinterest para comprobar que, definitivamente, las cubiertas de madera son una tendencia en auge. Estéticamente, son perfectas. Muy cálidas, decorativas y genuinas. Un reclamo a la vuelta de la cocina a fuego lento. Pero seamos sinceros: ¿tu vida sigue este ritmo? Piensa que una cubierta de madera no se debe mojar, tampoco aguanta las altas temperaturas, se araña con harta facilidad y necesita una mantención regular, muy constante. ¿Estás dispuesto a todo eso? Medítalo bien y, si te compensa por su gran belleza, invierte en un modelo de calidad media alta, a ser posible, macizo (no lacado). Así, cada poco tiempo la puedes volver a lijar y barnizar para que luzca impecable y como nueva. ¿Viste la foto? ¡No puede enamorarnos más!

6. Las más económicas: laminadas

Si tu presupuesto es limitado pero deseas renovar tu cocina y lucir cubierta nueva, entonces tendrás que instalar una laminada. Lo mejor que tienen es su variedad, tanto de acabados como de grosores. Bueno, eso y el precio, claro está. ¿Desventajas? Son tremendamente sensibles al calor, la humedad, los arañazos, etc. Si eres cuidadoso con las manchas y las sartenes calientes, entonces, adelante. Estas cubiertas lucen hermosas sin hacer un gran agujero en tu presupuesto.

7. ¿Buscas durabilidad? Sin duda, granito

Acá está, aguantando durante años el movimiento de la cocina de nuestra madre y, según ella, ¡está como el primer día! El granito es ese material de las cocinas clásicas, capaz de resistir las altas temperaturas de las ollas y arañazos varios. ¿Entonces es perfecto? Posiblemente sí, sobre todo para quienes buscan alta resistencia con una mantención muy básica. El único inconveniente que le encontramos es su limitada carta de colores. Igual, si eres capaz de adaptar el diseño de tu cocina a ella, tendrás una cubierta para años. Combínala con madera y acero inoxidable y lucirá siempre joven.

8. Las de cuarzo, ¡casi casi perfectas!

En los últimos años triunfó este tipo de cubiertas. Muy resistente a los arañazos y manchas, pero no tanto al calor. El cuarzo es un material más económico que el granito y que, además, ofrece múltiples colores. ¿Y su limpieza? No es tan sencilla de mantener como el granito porque los químicos la pueden dañar, pero con productos de limpieza suave se mantendrá sin demasiadas complicaciones. Cocinas modernas, clásicas, profesionales o de revista, ¡todas lo quieren! Su porosidad es nula, así que puedes estar tranquilo, son cubiertas 100% seguras para la salud de los tuyos.

9. Un guiño al pasado

En las cocinas de estilo mediterráneo no faltan esas hermosas cubiertas revestidas con azulejos cerámicos. Lo mejor es su precio, pues encontrarás modelos para todos los gustos y presupuestos. Eso sí, al ser una baldosa, necesitarás ser cuidadoso con los productos químicos que empleas para limpiar, más allá de los posibles golpes. El calor, generalmente, no será un problema, aunque recuerda que entre las cerámicas encontraremos unas juntas que acumularán suciedad con el paso del tiempo. Así pues, cada cierto tiempo, una limpieza más exhaustiva o hasta una mano de pintura a la junta no le vendrá nada mal. Por otro lado, si buscas algo diferente, original y algo vintage, ésta es tu cubierta.

10. Acero inoxidable, las preferidas de los chefs

Si es el material preferido por los grandes chefs, ya imaginarás que posee múltiples cualidades. Entre sus principales ventajas está su enorme dureza y su capacidad impermeable frente al calor o las bacterias. Además, estas cubiertas aportan un detalle industrial a cualquier cocina. Por el contrario, es un material muy sensible a las manchas, difícil de mantener y algo costoso en proporción a otros de dureza similar. Combínala con grifería de aspecto industrial, salpicaderos de madera y tiradores negros.

Fuente: proyectos.habitissimo.cl