Artículo: Cómo elegir el mejor piso laminado

2019-08-01

El piso laminado está formado por tablones, que a su vez, contienen varias capas. Normalmente, cada lama está compuesta por una base de madera prensada y una última capa con un conjunto de resinas de melanina a alta presión. Esta capa de melanina incorpora el color y el acabado. Es un material muy estético, aunque necesitamos ubicar el más adecuado para cada hogar. Acá repasamos algunas claves.

Los acabados marcarán tendencia

El grosor de la lama oscila entre los 7 y 12 mm, mientras que existen múltiples acabados. El acabado más popular es la imitación de la madera natural, como roble, haya o fresno. Igual, encontramos acabados en blanco o gris, como podemos observar en este living. Los diseños más atrevidos incorporan dibujos y acabados de materiales como cerámicas o metal. Cuidado con las tendencias, pues a veces es mejor apostar por tonos claros y dejar los colores vivos para telas o tapizados.

Fácil de instalar

Este material se popularizó, entre otros motivos, por su fácil instalación. Podrá ubicarse sobre el piso existente, donde se coloca una lámina de papel balance para nivelar y amortiguar el ruido. Además, no será necesario hacer ningún tratamiento posterior. Te recomendamos combinar con un guardapolvo del mismo color, o con un zócalo blanco.

Un piso muy resistente

La resistencia de estos pisos dependerá del desgaste e impacto que deban soportar. Uno de los puntos más importantes es identificar el uso que le vamos a dar y, por supuesto, la ubicación. Para viviendas particulares se recomienda instalar un piso de calidad media, ac3. Dependiendo del modelo o fabricante se podrá colocar este pavimento incluso en cocinas.

Instalar piso de madera laminada en cocina: 

-Económico y apenas requiere obras. Te recomendamos elegir un piso resistente para la cocina. 

-Podremos encontrar modelos derivados de madera, con terminación de melamina, que aportan resistencia y un acabado idéntico al de este material.

-Aguantan menos que los pisos de madera maciza, aunque pueden llegar a los 35 años en perfecto estado.

Amplia variedad de texturas

Además de los colores a elegir, también debemos considerar la textura. Puedes encontrar lamas con un acabado liso, poroso, aserrado (con las estrías propias de la madera), estructurado (con un relieve poroso)  y sincronizado (reproduciendo las vetas de la madera).

Orientación de la lama

Las medidas de las lamas varían en función de cada fabricante. La longitud suelen ser de 1280 a 1350 mm, con anchos de 150 y 180 mm. Las lamas son orientadas normalmente hacía la fuente de luz de la estancia, como observamos en esta imagen.

Juntas: el punto débil del piso laminado

Aunque es un material resistente, tiene su talón de Aquiles en las juntas. Una buena ejecución y una superficie nivelada como la de este living, son las claves para que las juntas no se abran y empiecen a deteriorarse de a poco por el roce entre ellas. Lo mejor es elegir un buen fabricante y, sobretodo, un buen profesional para realizar la remodelación.

Fuente: proyectos.habitissimo.com