Artículo: Palabras que debes saber al buscar vivienda

/blog/Asesoria
2018-09-13

El vocabulario del mundo inmobiliario es infinito, no solo eso, además hay palabras que pueden resultar demasiado técnicas o desconocidas hasta que nos enfrentemos por primera vez a la compra de una vivienda. Seamos honestos: ¡todos vamos a tener que enfrentarnos a esta situación en algún momento de nuestras vidas!

  • Pagar Reserva

Una vez elegida una propiedad, debes pagar un monto el cual te asegura que esa propiedad no será ofrecida a nadie más.

  • Gastos Comunes

Son todos aquellos gastos necesarios para el mantenimiento y reparación del edificio y sus servicios comunes, como son los ascensores, conserjería, calefacción o limpieza. También incluye seguros y tasas. Son independientes de los gastos privados, es decir, aquellos que cada arrendatario tiene para su propia vivienda.

  • Superficie de la propiedad

El tamaño de la casa es probablemente uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de buscar vivienda, pero a veces esta información puede resultar confusa. Aunque a simple vista pueda parecer un concepto genérico, existen 3 tipos de superficies que hay que diferenciar:

La superficie construida incluye todos los elementos (paredes, tabiques, vigas, terrazas…) y es reflejada en los planos de la casa.

La superficie útil excluye el grosor de los elementos mencionados anteriormente. Por ejemplo, en el caso de terrazas abiertas, se tiene en cuenta la mitad de la superficie a la hora de calcular la superficie útil.

La superficie total es la suma del área construida y de los elementos comunes compartidos con vecinos, como el portal, las escaleras, jardines.

  • Crédito Hipotecario

Es un acuerdo entre una persona y una entidad financiera que le permite recibir una cantidad de dinero a cambio de devolverla junto con los intereses. Se realiza a través de pagos periódicos y poniendo su vivienda como garantía. Esto significa que la entidad que presta el dinero tiene el derecho de tomar la propiedad si la persona no lo ha devuelto. Se trata de un préstamo a medio / largo plazo (normalmente entre 15 y 30 años). Debe ser inscrito en el Registro de la propiedad, tanto su inicio como su final.

Nota: Antes de contratar un crédito hipotecario, primero debes calcular cuánto dinero puedes permitir pagar. Para ello, tienes que revisar los ingresos familiares, gastos y prioridad de ahorros para ver qué es lo que mejor encaja con tu presupuesto.

Si ya estás pensando en buscar una propiedad, puede que ya estés familiarizado con estas palabras, PINCHA AQUÍ y revisa algunos de nuestros ¡imperdibles de este 18! 

 

Fuente: hunter.tovit.com