Artículo: 3 tips de color que te ayudarán en departamentos pequeños

/blog/Asesoria
2020-01-09

Situación: tienes un departamento pequeñito. No es un estudio, porque tienes una o dos piezas independientes, y tal vez también la cocina. Quieres sacarle el máximo partido a cada metro y que tu decoración sea linda, pero también funcional ¡ah! Y ojalá que, aunque no tengas tantos metros, los espacios no se sientan apretados y congestionados.

Muchas veces hemos hablado aquí en el blog de consejos para elegir tus muebles, ideas para aprovechar cada rincón y tips para conseguir una decoración minimalista pero personal. Hoy quiero complementar todos esos datos con otros tres tips, todos ellos relacionados con el color, y que pueden ayudarte a que tu departamento se sienta más acogedor, amplio y homogéneo. Aunque son ideas pensadas para espacios pequeños, puedes aplicarlos en casa con muchos metros también.

Aplica colores claros
El blanco es sin duda la estrella en departamentos chicos. Lo buscamos porque amplifica e ilumina y con ello, consigue que los espacios se sientan menos apretados.

Pero recuerda que no solo el blanco puede ayudarte a conseguir este efecto. Apuesta por colores claros para darle algo más de personalidad y onda.

Usa la misma gama en toda la casa
Una de las claves para hacer más acogedor un departamento de pocos metros es la homogeneidad. Es decir, que haya una continuidad entre unas piezas y otras.

Así que ya sabes, nada de pintar cada pieza de un color o de inventar estilos completamente distintos. Elige un color y una temática de estilo para toda la casa y, si quieres, juega con la gama, pero en ese mismo tono, en las piezas.

Esa armonía en el recorrido de tu hogar lo hará más acogedor y le otorgará un sentido, una línea guía para que la decoración tenga sentido.

Mimetiza los muebles y el muro
Éste es un truco que puede funcionar muy bien en determinadas zonas, como la cocina o el baño, pero también, por qué no, en el living.

La idea es elegir un mueble del mismo color que el muro al que acompaña para que, visualmente, ocupe menos, se camufle y se integre mejor en la pieza.

Conseguirás que un dormitorio pequeño se sienta menos sobre cargado, más ligero y sutil, pero ganarás toda la capacidad de almacenamiento o superficie de apoyo del mueble en cuestión.

Si no encuentras un mueble del mismo color que tu pared siempre puedes pintar uno que ya tengas. Es una opción muy buena para esconder elementos indispensables, pero también anti estéticos, como ventiladores, cobertores de calefacción o cajas de electricidad.

Solo aplicando algunos trucos de pintura puedes conseguir que tu mini depa se vea más armonioso y homogéneo. Y es que siempre digo que no hay nada de malo en que los espacios sean pequeños, siempre y cuando sean acogedores y personales.

Fuente: sodimac.cl