Artículo: Sectores público y privado siguen adelante con proyectos inmobiliarios

/blog/Actualidad
2020-06-11

Expertos afirman que resulta razonable que las empresas no cambien sus planes de inversión por shocks que pueden ser transitorios y dependen de la capacidad de hacer frente de forma efectiva a la pandemia del coronavirus.

Uno de los planeamientos que se ha mantenido du- ante la pandemia es que las inversiones deben seguir adelante, porque de esa manera los trabajos se mantienen, pero tomando todas las medidas sanitarias y de reguardo pertinentes. Uno de los sectores que se ha mantenido algo activo en la zona es de la construcción, tanto pública como privada. Un ejemplo del primero es Valmar, que aún sigue adelante con las obras de Chaimávida, que proyecta, en la primera etapa, la construcción de 150 casasen 3 condominios que van desde las 2.000 hasta las 4.000 UF, aunque el total de viviendas es de 2.153 entre casas y departamentos.

Actualmente, el proyecto, que contempla una inversión de US$ 350 millones, se encuentra finalizando la primera etapa de los movimientos de tierra y en pleno proceso de macrourbanización, por lo que proyectan iniciar la construcción de los primeros condominios dentro de dos meses. Respecto a las razones para seguir adelante con esta inversión, Sergio jara, gerente general de la firma, sumo que la idea es aportar al desarrollo urbanístico, económico y social de la Región a través de la creación de barrios integrales.

ARMONÍA
"Teniendo estos elementos en cuenta es que, después de muchas tramitaciones en los distintos servicios públicos, estuvimos en condiciones de darle la partida a este nuevo proyecto. Se ubica a pocos minutos del centro de Concepción, con la posibilidad de optar por una casa o un departamento", recalcó.

Respecto a los empleos, en la fase inicial de movimientos de tierras trabajan 100 personas. Sin embargo, esperan que el proyecto genere cerca de 1.000 empleos directos e indirectos, de manera permanente, por los próximos 10 años. Ello porque a pesar de la situación compleja, Jara cree que las empresas deben seguir invirtiendo y generando empleo. Eso sí,afirmó que la forma de abordar la ejecución de estos gastos debe ser dotando a todos los trabajadores de los implementos de seguridad, la información y capacitación para su correcto uso.

"Cuidamos es tarea de todos y la economía debe seguir funcionando en la medida de lo posible. Aunque en estas obras hay distancia física suficiente, hay otros factores de riesgo, como por ejemplo el transporte; por ello, las mascarillas, alcohol gel, medición de temperatura y horarios diferidos de entrada, entre otras medidas, se deben emplear y respetar siempre", recalcó. Agregó que el desempleo y deterioro de la economía van a ser gravísimos, el encierro y la desesperación de los padres y madres por mantener a sus hijos complejiza aún más esta situación; por eso es muy importante continuar invirtiendo y trabajando, pero tomando todas las medidas de seguridad para evitar los contagios.

Por eso estima que la construcción es determinante en la generación de empleo directo e indirecto, porque además de generar puestos de trabajo en las obras, activa una enorme red de proveedores locales, nacionales y extranjeros. En el caso de Chaimávida se estimulará también la industria de servicios.

CRONOGRAMA DISTINTO
A su vez, el seremi de Vivienda, james Argo, planteó que el sector que lidera sigue adelante con obras, sobre todo en las de carácter social. Salvo casos muy puntuales, el grueso de trabajos tanto en vivienda como urbanas mantiene su funcionamiento, con un cronograma distinto por la lentitud de ciertas faenas.

"Las tareas se están haciendo con los cuidados respectivos. Tenemos distintos protocolos, como generar los pagos para que las empresas sigan su labor y el cumplimiento de los protocolos sanitarios, tanto para obras chicas como pata la construcción", apuntó. Actualmente, en proyectos habitacionales, la Región tiene en carpeta 24, que suenan como varios, según el seremi, pero hay por ejemplo desde una casa en Los Alamos hasta los DS19 o 49, que son complejos con más viviendas. En cuanto a las iniciativas urbanas, comentó que tienen 26 en ejecución.

"Al contabilizar las líneas de reparación, habitacionales y urbanos, son alrededor de 11 mil puestos de trabajo directo, sobre todo en este semestre. A ellos hay que sumar los indirectos que sería una tasa de 200% más", detalló. Por eso, Argo destacó que si bien hay cierta lentitud en algunas obras, se están llevando adelante, además que están apoyando al sector privado con distintas instancias de trabajo con la Cámara Chilena de la Construcción local y las Direcciones de Obras Municipales, notarios y conservadores, pues la idea es agilizar los proyectos, sobre todo hoy que la situación es más difícil.

MUCHA FUERZA
Por su parte, Sergio Barros, director ejecutivo de Enlace Inmobiliario, sostuvo que las inmobiliarias toman decisiones pensadas a cinco años plazo. Es por esto, que "me parece razonable que empresas no cambien sus planes de inversión por shocks transitorios del mercado. El coronavirus se va a controlar más temprano que tarde y la economía, espero, se reactivará con mucha fuerza, lo que ayudará a una baja significativa en el actual nivel de desempleo y con esto, retomaremos de a poco la estabilidad".

Agregó que su opinión se basa en supuestos que no siempre se cumplen: existencia de planes de inversiones de largo plazo, fuertes espaldas financiera y una baja aversión al riesgo de los accionistas, por nombrar algunas. Al igual que Jara, piensa que si la construcción no opera, imparta negativamente a diversas áreas productivas del país, lo que afecta los ingresos de miles de otras familias.

"Muchas de estas personas no podrán obtener un crédito hipotecario pues no tendrán como acreditar ingresos y mostrar solvencia a las instituciones financieras. Si a esto sumamos que frente al mayor riesgo los bancos están adoptando políticas cada vez más restrictivas y, a la vez vemos cómo han ido aumentando gradualmente sus tasas, tenemos un complejo 'caldo de cultivo'".

También pueden encontrarse oportunidades
Cristián Lecaros, CEO de Portalinverionista.com, afirmó que el seguir o no adelante con las inversiones depende del patrimonio de cada uno. Con la caída en la venta de vivienda en orden del 55%, cree que se pueden encontrar grandes oportunidades.

Las inmobiliarias, tanto para entregas inmediatas como para futuras, están dando descuentos, facilidades para pagar el pie o asegurar el arriendo durante un año. "Es decir, hay varias opciones que los gestores están tornando que en una situación normal o previo al coronavirus no existían. Por ende, aquellos que tienen liquidez o resuelta la cobertura de ahorro ante cualquier situación de despido eventual, podrían usar esos recursos en una propiedad que va a tener plusvalía o flujos de arriendo", planteó.

Además, cree que la construcción es fundamental para el crecimiento del país, por lo que sin duda que todo lo que se haga respecto a políticas que empujen a este sector, como tasas de interés, incentivo a la inversión contratación o permisos especiales ayudarán a los privados a hacer obras públicas o privadas.

"Es una industria que mueve muchos puestos de trabajo y, por ende, es el lugar donde se generan viviendas, pues el bien raíz es de primera necesidad, sobre todo el residencial. Además, hay un déficit de unas 6.000 viviendas en el país, por lo que es un sector clave, que se suma a la baja de tasas y el comportamiento de los bancos, se podría generar un impulso", estimó.

Fuente: portal.nexnews.cl