Artículo: Mayor proyecto inmobiliario de la década en Concepción iniciará obras en junio

/blog/Actualidad
2019-05-23

En junio próximo comenzará a levantarse el proyecto de empresas Valmar que considera la construcción de más de 2 mil viviendas en Chaimávida, en el sector noreste de Concepción, y que obtuvo autorización ambiental de la Comisión Evaluadora Regional ayer lunes.

La iniciativa inmobiliaria Reserva Norte Fundo Las Ulloas es la tercera de mayor envergadura del rubro a nivel nacional y la más grande de la región en lo que va corrido de la década, con 2 mil 153 viviendas entre casas y departamentos.

Con una inversión de 350 millones de dólares, Valmar ha asegurado que este proyecto marcará un antes y un después en materia de sostenibilidad ambiental y social, incorporando tecnología de punta que protege el medioambiente y facilita la vida cotidiana.

El gerente general de la firma, Sergio Jara, indicó que se generarán cerca de mil 500 puestos de trabajo directos e indirectos durante los próximos 10 años, y dio garantías de una fluida conectividad.

Según la empresa, desde su génesis el nuevo barrio se alineará con la política de integración social y urbana promovida por el Gobierno, que de acuerdo a la compañía comparten por la necesidad de una ciudad más ordenada.

Desde el Serviu coincidieron en la necesidad de comenzar a extender hacia otros sectores la enorme densificación que presenta la zona céntrica. Su director regional, Juan Pablo González, indicó que estos nuevos barrios deben contar con el equipamiento que permita a sus residentes realizar allí sus actividades.

Los valores irán desde las mil 500 a las 4 mil 500 Unidades de Fomento (UF). Uno de los puntos que se plantea como favorable es la oferta de casas, que es hoy baja en Concepción y por lo mismo presenta precios elevados.

El alcalde Álvaro Ortiz aseveró que comparte la idea de que la comuna comience a poblarse hacia zonas hoy deshabitadas, aunque advirtió que esta expansión debe respetar lo que allí ya existe.

Según Valmar, lo primero será reforestar más de tres hectáreas con árboles nativos y construir un vivero que servirá para sus propias áreas verdes, el que luego será entregado a la comunidad.

Estas viviendas, similares en su diseño a las del barrio Brisa del Sol, serán calefaccionadas con estufas eléctricas y levantadas con elementos constructivos que favorecen el ahorro energético.

Fuente: www.enlaceinmobiliario.cl